I La Plata, Buenos Aires, Argentina I debe concertarse entrevista antes de llegar I Tel. I +54 9 (0) 221 15 555 2899 I info@neuro-comunicacion.com.ar

¿Qué dicen pacientes y colegas?

Loading...

Neurocomunicación eliminando el Dolor


En ASDD Consultores trabajo con Neurocomunicación, una disciplina que deviene de uso del lenguaje y su articulación con los aspectos biológicos mediante el estudio de las mecánicas puntuales que se eligen para codificar la información. En mis más de 30 consultas semanales desde hace 7 años, he logrado ver como se superan incapacidades y discapacidades motoras o mentales devenidas de procesos, he observado mejoras en la concentración y he logrado comprobar como, eliminando dolores, miedos y angustias, las personas salen de sus procesos de bloqueo para ir hacia estados de salud de plenitud y satisfacción.
En cada encuentro me gusta aclarar que yo presto un ¨servicio¨ y luego consulto: si usted viene con un problema buscando ayuda, de quien es responsabilidad resolverlo?

Y allí escucho como la cultura ha traspasado el concepto de responsabilidad a un espacio que no siempre mejora las cosas... La mayoría de las personas, a pesar de que les aclaro que ellos toman un servicio, creen que tienen que poner de sí.

 

Poner voluntad, fe, fuerza...

 

Así es que ahora pregunto a todos quienes defienden la creencia que apoya lo antedicho, si las personas llegamos a alguien en busca de ayuda y no estamos pudiendo resolver algo porque nos falta esa voluntad o ese equilibrio que se nos pide, cómo es que además nos educamos en la confusión y con la carga de creer que el que está con un problema tiene que poner ¨justo eso¨ que es ¨obviamente¨ una carencia obvia o manifiesta?


Carece de voluntad? le piden que ponga un poquito.

Engorda, le piden se modere o se atenga a porciones o raciones exactas y ni un gramo más
Está deprimido, le dicen que mire lo que tiene y valore...
Le duele y le sugieren haga foco en otra cosa.

¨Tiene¨ una adicción y le dicen que no olvide, que reconozca, que ¨ES¨ un adicto…


Y al pedirle al individuo que ponga lo que claramente no está teniendo, además se le adiciona a la deuda personal la carga de no haber puesto ese ¨poquito¨ solicitado. A pensarlo porque esto, marcadamente, vuelve aaún más disfuncional el problema.

Y luego muchos van por más –bueno, yo diría por menos!-  Se hace gravitar a las personas  sobre el reconocer que ¨es y serᨠalgo que lo encadena a una conducta,  y el lenguaje lo lleva a anclarse a una trampa de por vida.

La categoría del ¨ser¨  asociada a ideas disfuncionales no nutre!

 Ahora, lo ves?

Recordás haberlo vivido? Haberlo escuchado? Haberlo pedido?


Cuando, con una sonrisa amistosa, entonces, yo vuelvo a preguntar a quienes llegan a mí acerca de quién tiene la responsabilidad de hacer que vuelva o nazca en ellos la ¨voluntad¨ o que su mente pueda hacer foco en algo distinto,  y les digo que esa es ¨mi responsabilidad¨ -la responsabilidad del profesional que conoce la estructura sobre la que se desarrolla el potencial cerebral y puede reproducirla para cualquier mejora-, sus caras cambian y su respiración exhala alivio por primera vez en mucho tiempo.


Trabajo con todo tipo de casos, desde personas que no creen contar con capacidad para mantener un vínculo con el amor o con el dinero, adicciones, fibromialgias, duelos, violencia, hasta con pacientes con cáncer y otras dolencias graves de salud. Y, mientras siempre sugiero que sean seguidos por el especialista que se adecúa a su caso específico, la notoria mejora es tal que muchos profesionales llaman para consultar que fue lo que hice, porque ellos creían que sólo podían dar un paliativo y para su sorpresa: hay mejoras.


Antiguamente, a esto le llamaban milagro, luego sobrevino para enfermedades graves, la frase ¨remisión espontánea¨.

Hoy las Neurocomunicación ha llegado a entender como poner en marcha eficientemente la más maravillosa tecnología biológica: la red neuronal, activándola a través del lenguaje para la superación de aquello que muchas veces también fue instalado por él. Y esto marca el cambio de paradigma mayor al que podamos asistir.

 Es importante ampliar el espectro de creencias brindando información y testimonios para que muchos más sepan que existe una nueva disciplina que de forma científica, seria y amorosa aborda los problemas y dolencias, para así salir de ellas explorando los mecanismos que la crean desde la definición neurofisiológica bienestar.

 
Mi abrazo cálido y fresco para vos.
Andrea


Andrea Suárez Delle Donne
www.comunicacionconpnl2.blogspot.com


Aunque la Neurocomunicación no es psicoterapia puede sumarse sin problemas a cualquier tratamiento para multiplicar las visiblemente las mejorías. Y, por supuesto, que aunque los problemas clínicos deben consultarse particularmente con el profesional específico, el mejor uso del potencial cerebral obtiene resultados realmente sorprendentes.



Las Terapias apoyadas en esta metodología permiten aportar mejoras significativas que facilitan el aprendizaje, un mejor manejo y gestión de las emociones y por consecuencia la calidad de vida
.